Jainworld
Jain World
Sub-Categories of  Lecciones para el nivel -1
Namokär Mantra
Oración de la mañana
Mi familia
Templo de Jain
Vardhaman (Mahavira) y el monstruo
La compasión del elefante
Hábitos alimenticios de Jain
Ramesh en el restaurante
Seema va de compras a la tienda de comestibles
El monje Metarya
El príncipe audaz Vardhaman
Amar a los animales
Centro de Jain
La Nuera - Soma
Nuestra religión
Mis hábitos
Los sí
Los no
Vayamos a Pathshala
Profesor espiritual y religión
El Laxmiben abundante
Abraham Lincoln
La rana devota
Shri Krishna

Nivel 1 Lección 21

La generosa Laxmiben

Ésta es una historia verdadera que sucedió hace cerca de ochocientos años.

Un día un visitante triste y melancólico estaba sentado a las puertas del upashraya  Jainista en la ciudad de Karnavati. Era pobre y buscaba cobijo y era un seguidor de la religión Jainista.

Ese día como de costumbre, una shravika Jainista llamada Laxmiben vino al upashraya. Después de acabar sus rituales cuando se iba vio al visitante. Afectuosamente se dirigió a él: "nunca le he visto por aquí. Usted viene de la ciudad?" El hombre contestó, "sí señora, he venido de Rajasthán."

Ella le preguntó, "está usted aquí solo?"

"no, tengo mis niños con mí."

"qué le trae aquí?"

"estoy buscando trabajo."

"¡¡¡Oh!!!"  Laxmiben pensó un momento y después preguntó,

"¿cuál es su nombre?"

"Uda."

"¿donde se queda usted ?"

"no he encontrado un lugar donde quedarme"

"no se preocupe, hermano, venga conmigo. Mi casa es su casa, usted puede permanecer conmigo un tiempo. Haré lo posible para ayudarle."

Uda se sorprendió al escuchar a esta señora generosa y buena. Pensó muy bien de este lugar donde la gente era generosa hasta con los forasteros. Uda se sintió bien y se consideró afortunado.

Él y sus niños fueron con Laxmiben a su casa. Ella les dio alimento y los dejó quedarse en una de sus casas vacantes. Mientras que permanecía allí, Uda comenzó lentamente a ahorrar dinero trabajando duramente. Después de un tiempo pensó en realizar algunas reparaciones en la vieja casa que ocupaba.

Fue a ver a Laxmiben y le pidió permiso para comenzar las reparaciones. Ella contestó que ya la casa era suya y él podía hacer lo que quisiera. Uda se sintió agradecido y realizó algunas reparaciones muy urgentes.

Después de algunos meses, sin embargo, la vieja casa se cayó. Uda por lo tanto decidió reconstruirla y comenzó a cavar los cimientos. Mientras cavaba encontró un tesoro oculto bajo tierra. Uda creyó que el tesoro pertenecía a Laxmiben puesto que era su casa. Por lo tanto fue a verla y le ofreció el tesoro. Laxmiben era sin embargo una verdadera Laxmidevi (diosa de la abundancia) de corazón. Rechazó aceptarlo y dijo, "¿bromea? Ésa ya no es mi casa. Hace tiempo que se la dí; ahora, ¿porqué debería tener algo que ver con ella?"

Uda intentó persuadirla pero no pudo hacerla cambiar de parecer. Ella ni tocó el tesoro. Por fin Uda tuvo que llevárselo. Ahora Uda ya no era pobre y se convirtió en Udayan Sheth.

Laxmiben era loable. Tenía un corazón muy generoso. Aunque era una mujer común  ella ayudaba a otros sin pedir nada a cambio. Le dió una de sus casas a un forastero porque él pertenecía a su misma fé religiosa. Ella ni siquiera pensó en guardarse el tesoro.

La generosidad es una gran virtud y es  muestra de un verdadero sentimiento religioso. Laxmiben será recordada por su generosidad. Debemos intentar ser generosos como ella.

 

Preguntas:

1) ¿Dónde se sentaba el forastero?

2) ¿Qué religión seguía el hombre?

3) ¿Quién lo vió allí sentado?

4) ¿Qué le ofreció Laxmiben?

5) ¿Cómo trató Laxmiben a él y a sus niños?

6) ¿Qué sucedió cuando Uda reconstruía la casa?

7) ¿Qué hizo Uda con el tesoro que encontró?

8) ¿Qué hizo Laxmiben con el tesoro?

9) ¿Cuál es la moraleja de esta historia?