Jainworld
Jain World
Subcategorías del nivel mayor

 

EL ALMA Y EL CUERPO
KASHAYAS.
Los instintos.
Karmas (destructivos) de Ghati,
karmas de Aghati (no destructivos).
Asrav
SAMVAR
NIRJARA
  CHARITRA
  AHIMSA
 

El REZO

  RITUALES Y FESTIVALES
  PRATIKRAMAN
  Sallekhana
  ANEKANTVAD
  EL PROGRESO ESPIRITUAL
  Gunasthanaks
  ¿Qué le sucede después al alma ?.
  Peregrinajes y lugares sagrados
  YAKSHAS Y YAKSHINIES
  La antiguedad del Jainismo
  INTRODUCCIÓN AL TATTVARTH-SUTRAN
  INTRODUCCIÓN AL UTTARADHYANA SUTRA

 

 

 

 

 

RITUALES Y FESTIVALES




El Jainismo tiene una vida muy rica de rituales y festivales.
Es importante recordar que éstos no son simplemente demostraciones vacías, sino que tienen un profundo significado tanto para los participantes como para los espectadores. Los rituales deben imprimir los principios religiosos sobre las mentes de las personas.

Muchos acontecimientos de la vida de Majavira se representan con frecuencia, en forma simbólica, y los símbolos, las acciones, las palabras, y las imágenes contribuyen a la difusión del mensaje de Majavira entre los jainas.
Para mucha gente que no conoce los aspectos más complejos de la filosofía religiosa, los rituales proporcionan importantes conocimientos sobre los Tirthankaras.

Se debe participar en ellos o contemplarlos con profunda concentración, y se debe tener pensamientos puros libres de la violencia y del daño que provocan los karmas acumulados en el alma.
Para los jainas piadosos, los rituales se relacionan con la vida de cada día.
Separar los granos para los pájaros por la mañana, filtrar o hervir el agua para su uso, son actos rituales de caridad y de no violencia.


El Samayik, la práctica de la meditación, son acto rituales que se suelen realizar temprano por la mañana, y a veces también al mediodía y a la noche.

El Samayik dura cuarenta y ocho minutos.
Son también actos rituales la recitación de plegarias.

El Pratikramana se debe realizar por la mañana, para el arrepentimiento de la violencia cometida durante la noche, y a la tarde por la violencia cometida durante el día, y además en ciertos días del año.
Durante esta práctica, los jainas expresan el arrepentimiento por el daño causado, los actos incorrectos, o los deberes incumplidos.

Se ofrecen homenajes ante las estatuas de los Jinas, inclinándose ante ellas, y encendiendo una lámpara. Esta es una manera ideal de comenzar el día para muchos jainas.
Hay formas más elaboradas de homenajes (puja), y son rituales diarios hechos generalmente en los templos.
Las personas que homenajean a los Jinas entran a los templos y pronuncian las palabras “ Namo Jinanam “, se inclinan ante la estatua del Jina, y las repiten tres veces.
Estos homenajes implican Nisihii (abandonar los pensamientos sobre asuntos mundanos ). Estos homenajes también se suelen hacer en las casas de los jainas, ante pequeños altares.
Los miembros de algunas sectas del Jainismo no creen en esos homenajes a las imágenes de los Jinas. Creen en la meditación y en rezos silenciosos.
Los homenajes o pujas pueden tomar muchas formas.
Bañar a una imagen (Snatra Puja) es un acto que simboliza el baño a los renacidos Tirthankaras, que fueron realizados por dioses (seres celestiales).

Un acto simbólico es también tocar la frente de la estatua con el líquido usado durante su baño.
El baño de las estatuas de los jinas durante el Panch Kalyanak Puja, es un ritual para conmemorar los cinco grandes acontecimientos de la vida de cada Tirthankara: concepción, nacimiento, renuncia, omnisciencia, y moksa ( liberación espiritual ).

El Puja de Antaraya abarca una serie de rezos para quitar los karmas que obstruyen la energía que eleva espiritualmente al alma.

Un ritual muy largo de los templos que puede durar tres días es el Arihanta Puja, durante él cuál se homenajea a los arihantas.
Hay un ritual de rezos centrado en el siddhachakra, y representaciones de arihantas, almas liberadas, maestros religiosos, líderes religiosos, y monjes (los cinco seres loables), así como de la opinión, el conocimiento, la conducta, y la austeridad, que son las cuatro condiciones para mejorar espiritualmente a nuestras almas.
Hay una línea que divide al simbolismo de la superstición.
Algunas personas, pretendiendo ser racionales, consideran todos los actos rituales como supersticiosos. Eso es un gran malentendido.
Las estatuas de los Jinas no tienen energía milagrosa.
El esplendor del templo, la belleza de las palabras de las plegarias, de los libros sagrados, y de los cantos, ayudan a los feligreses hacia un apropiado estado de la mente.

Algunas personas pueden estar sin estos apoyos externos, pero no deben despreciar a los que los valoran.

En la India el calendario europeo solar se utiliza generalmente para los negocios y el gobierno, pero los festivales religiosos están basados generalmente en el calendario indio lunar.
Este calendario es absolutamente directo, pero como se basa en las fases de la luna, las fechas no son siempre iguales a las del calendario solar.
Los jainas laicos ayunan, más o menos totalmente, en determinados días, y realizan otras prácticas religiosas en muchos días propicios cada año.
El primer día de las tres estaciones en el año indio es también de una santidad especial.
Dos veces al año, en Marzo/Abril y Septiembre/Octubre, el período de nueve días de Oli, un semi ayuno se cumple cuando los jainas toman solamente una comida al día, de alimentos muy simples.

Los Maunagiyaras en Noviembre/Diciembre consisten en un día de silencio completo, de ayuno, y la meditación se dirige hacia los cinco seres santos, el monje, el maestro espiritual, el líder religioso, el arihanta y el siddha.
Este día se considera como el aniversario del nacimiento de muchos del Tirthankaras.
Majavira nació probablemente en el año 599 A.C. y la fecha exacta se da en los libros sagrados como el décimo tercer día de la mitad brillante (es decir durante la luna creciente) del mes de Chaitra.
En el calendario solar esto es en marzo o abril. El festival para conmemorar este acontecimiento, conocido como Majavira Jayanti, es una ocasión de gran celebración.
Se difunde el mensaje de Majavira entre los jainas, para que sigan sus enseñanzas y ejemplo.
Los sueños de su madre antes de su nacimiento se representan en obras teatrales, así como también las circunstancias de su nacimiento, según lo narrado en los libros sagrados. Se bañan las estatuas de Majavira ceremonialmente. En muchos lugares se realizan procesiones con su imagen.


El Paryusana Parva es el festival más importante para los Jainas.
Consiste en un período de ocho días durante el cuál muchos jainas realizan actividades religiosas. Este festival se realiza en los meses de Sravana y de Bhadra (agosto o septiembre).

Durante la estación de lluvias en la India los monjes jainas dejan de trasladarse de un sitio al otro, y permanecen en un lugar determinado con el propósito de reducir las lesiones a los seres vivos.

Los laicos jainas invitan a menudo a monjes respetados para que permanezcan en su vecindario durante la estación de lluvias (a veces con una invitación maravillosamente escrita ) y la gente los recibe con grandes pompas y rituales.
Los cursos, conferencias, y sermones impartidos por monjes u otras personas respetadas son una característica del Paryusana Parva.

La palabra Paryusana deriva de dos palabras que significan año y volverse. Es un período de arrepentimiento por los actos del año anterior, y las austeridades ayudan a verter los karmas acumulados.

Debe recordarse que las austeridades contribuyen a controlar los deseos, y son parte del entrenamiento espiritual para prevenir la acumulación de karmas nuevos. Durante este período, algunas personas ayunan ocho días, y otras por períodos más cortos (un mínimo de tres días se sugiere en los Escrituras), pero se considera obligatorio ayunar en el último día del Paryusana Parva.


El ayuno implica generalmente la abstinencia completa de cualquier clase de alimento o de bebida, pero algunas personas toman agua hervida durante el día de ayuno.

Hay ceremonias en el templo y se lee el Kalpa Sutra (uno de los libros sagrados) en el Upashraya durante esa festividad.
El Kalpa Sutra contiene el relato detallado de la vida de Majavira, y se lee a los feligreses.
En el tercer día del Paryusana Parva, el Kalpa Sutra recibe una reverencia muy especial, y se puede llevar en procesiones. En el quinto día, en una ceremonia especial, se representan los sueños premonitorios de la madre de Majavira, la reina Trishala.

Es costumbre tomar medidas activas para prevenir las matanzas de animales, pedir por todos los seres vivos, y visitar los templos de la vecindad, etc.

El día final del Paryusana es el más importante de todos.
En este día los que han observado el ayuno se honran especialmente. Éste es también el día cuando los jainas piden perdón a la familia, amigos y enemigos igualmente para cualquier ofensa que pudieran haber cometido el año anterior. Por lo tanto, esta ocasión anual del arrepentimiento y del perdón es muy importante.

Poco después del Paryusana, es costumbre organizar una cena y se renueva su amistad sin importar su estado socio-económico.

Diwali o Deepawali.

Es el festival más importante de la India.
Para los jainas, es el segundo después del Paryusana Parva.
Según el criterio jaina, el Diwali es el aniversario del moksha ( liberación espiritual ) de Majavira.
Majavira logró moksha en ese día en el 527 A.C. ( y también su principal seguidor, Gautama Indrabhuti logró ese día el conocimiento total).

El festival cae en el día último del mes de Ashvina, (en octubre o noviembre).

Se cuenta que los dieciocho reyes de la India del norte estaban en reuniones de trabajo, y decidieron que la luz del conocimiento de su maestro espiritual sería mantenida viva simbólicamente por la iluminación de lámparas.

Por lo tanto, se llama Dipawali ( dipa significa la lámpara), o Diwali.
El Año Nuevo comienza al día siguiente, y es la ocasión para reuniones alegres de jainas, deseándose un Feliz Año Nuevo.

El quinto día del Año Nuevo se conoce como Jnana Panchami, el día del conocimiento, cuando las escrituras sagradas, que imparten conocimientos espirituales a la gente, son homenajeadas con dedicación.

Terminemos este capítulo con el rezo jaina del perdón.
El perdón de los jainas, no es a un dios todopoderoso, sino a los seres vivientes que han dañado.

Dicen: Perdono a todos los seres vivos, dejo que todos los seres vivos me perdonen.
Todos en este mundo son mis amigos, no tengo enemigos.

Savve jive, khamantu Khamemi jiva Sawe Mitti bhuesu sawa, kenai na majza Veram.