Jainworld
Jain World
Subcategorías del nivel mayor

 

EL ALMA Y EL CUERPO
KASHAYAS.
Los instintos.
Karmas (destructivos) de Ghati,
karmas de Aghati (no destructivos).
Asrav
SAMVAR
NIRJARA
  CHARITRA
  AHIMSA
 

El REZO

  RITUALES Y FESTIVALES
  PRATIKRAMAN
  Sallekhana
  ANEKANTVAD
  EL PROGRESO ESPIRITUAL
  Gunasthanaks
  ¿Qué le sucede después al alma ?.
  Peregrinajes y lugares sagrados
  YAKSHAS Y YAKSHINIES
  La antiguedad del Jainismo
  INTRODUCCIÓN AL TATTVARTH-SUTRAN
  INTRODUCCIÓN AL UTTARADHYANA SUTRA

 

 

 

 

 

Sallekhana.



Consiste en abrazar la muerte voluntariamente.

Cuando los laicos y los ascetas creen que el final de sus vidas está muy cerca, por edad avanzada, enfermedad incurable, hambruna severa, ataque de enemigo, o por animales salvajes etc., pueden elegir esta muerte voluntaria.

En ese momento superan todas sus pasiones y todos sus apegos mundanos, cumpliendo con austeridades tales como gradualmente abstenerse del alimento y del agua, y simultáneamente meditar sobre la naturaleza verdadera del uno mismo hasta que el alma se separa del cuerpo.
Es necesario explicar claramente la naturaleza de este ayuno.
Él que lo realiza debe aguantar todas las dificultades, pero si por alguna razón no puede mantener la paz de la mente, debe terminar con el Sallekhana y volver a tomar alimentos, y realizar las otras actividades.
El Sallekhana es un voto muy especial.

El principio detrás de este voto es que una persona mientras lo realiza debe tener una paz completa en la mente, para prevenir la afluencia de karmas nuevos, y liberarse de los viejos karmas que están unidos al alma.

El Sallekhana también es conocido por otros nombres como Samnyas-marana, Samadhi-marana, etc.
Una persona que acepta este voto debe tener la mente pura, y dejar de lado la amistad, la enemistad, y la posesión de bienes materiales.
Debe perdonar a sus parientes, compañeros, criados o conocidos, y debe pedir perdón de todos los últimos pecados que hubiera cometido contra ellos.
Él debe contarle a su perceptor espiritual todos sus pecados.

Durante el período de este voto, debe eliminar de su mente toda pena, lamento, afecto, odio, prejuicio, pasión, etc.,

Inicialmente, debe dejar de alimentarse gradualmente, y después ir dejando lentamente de beber.
Debe beber solamente agua hervida, y ayunar de acuerdo a su capacidad.

Debe estar absorto en la meditación, sin prestar atención al cuerpo.


Debe evitar las cinco transgresiones.
Son:


1) Desear que la muerte se demore en llegar.


2) Desear una muerte rápida.

3) El miedo a la muerte.

4) Recordar a amigos y parientes.

5) Desear una recompensa como resultado de este voto.

Se aconseja que para cumplir con éxito este voto un asceta o un laico debe seleccionar un lugar en donde el gobierno no se oponga a ese voto, y que la gente respete y comprenda esas decisiones.
Esto es por precaución contra obstrucciones durante la observancia de este voto. Tal precaución es necesaria para asegurar la paz externa y la tranquilidad interna durante el período del voto.


Hay preceptos claros y definidos contra la adopción del voto de Sallekhana cuando la muerte no es muy cercana o inminente.

Un ejemplo clásico es el del Acharya Samantabhadra.
Él deseaba tomar este voto debido a la imposibilidad de vivir una vida de acuerdo con las restricciones religiosas, por que sufría de una enfermedad incurable llamada Bhasmaroga.


El Acharya le pidió permiso a su preceptor espiritual (gurú).
Su preceptor, con su conocimiento intuitivo, sabía que su discípulo iba a vivir más tiempo, y podía contribuir mucho a la literatura jaina.
Por lo tanto, no le dio el permiso.

Para muchos el Sallekhana se confunde con el suicidio, puesto que implica la muerte voluntaria.

Sin embargo, tiene muchas diferencias con el suicidio.
El suicidio es matarse a uno mismo.
La palabra correspondiente para el suicidio en Sánscrito es Atmaghata o Atmahatya (autodestrucción).

Una víctima de un suicidio es una víctima de su debilidad mental, o de las circunstancias externas que él no puede evitar.

En los tiempos modernos, la fuerza mental y ética tienen una tendencia a deteriorarse rápidamente individualmente, o en cualquier grupo social. Nuestra civilización ha traído muchos problemas psicológicos, sociales etc., y solamente los individuos fuertes espiritualmente pueden sobrevivir.
Las decepciones, frustraciones, tragedias etc. son causas que conducen a un individuo para cometer suicidio bajo efecto de un impulso repentino.
Las depresiones van conduciendo a la víctima al suicidio.

En el caso del Sallekhana no se encuentran esas causas.
Hay una diferencia grande en las intenciones, las situaciones, los medios adoptados y el resultado de sus consecuencias.

La intención única de la persona que adopta este voto es espiritual y no temporal.
La adopción del voto es precedida por la purificación de la mente, y por la conquista de todas las pasiones. Ambas se practicaron por algunos años.
La persona que adopta este voto desea ser liberada de la esclavitud de los karmas, que fueron responsables de sus renacimientos en diversos estados (Gatis).

Contrariamente en la intención suicida existe el deseo de poner fin a su vida rápidamente por medios violentos o desagradables.
Las situaciones bajo las cuales el voto puede ser adoptado son excepcionales.

El voto debe ser adoptado únicamente con el permiso del preceptor espiritual (gurú).


¿Cuáles son los medios adoptados para el cumplimiento de este voto?.
No son los medios violentos como ahorcarse, utilizar veneno, clavarse un cuchillo, dispararse un tiro con un revólver, ahogarse en aguas profundas, o arrojarse desde lo alto.

El ayuno debe ser hecho según principios bien regulados.
El ayuno tiene que hacerse gradualmente. La persona que lo realiza tiene que pasar de alimentos sólidos a alimentos líquidos, hasta llegar al agua potable.
También debe pasar el tiempo en la lectura religiosa o escuchando las escrituras, y en meditación.

Los ascetas o laicos sabios pueden dedicar parte de su tiempo a la predicación a los devotos que puedan estar presentes allí.


No deben ni acelerar ni retrasar la muerte.
Deben esperarla tranquilamente, absortos en meditación profunda.

La consecuencia de la muerte del Sallekhana es que no daña a otros, porque antes de adoptar este voto, todas las clases de vínculos se han terminado con el consentimiento de las partes pertinentes.
La consecuencia inmediata es la reverencia y la fe en la religión.

El ambiente que debe existir alrededor del cadáver debe ser de veneración. No debe haber ni dolor ni luto.
Ese momento debe ser como él de un festival religioso con recitación de mantras sagrados. No debe haber lugar para la pena, sino para la alegría.
Se debe admirar el alto nivel espiritual alcanzado por la persona fallecida.

Algunos escritores occidentales han indicado que el Sallekhana es un suicidio por inanición.
En la opinión de Justice T. K. Tulok: " Ellos fueron educados en una filosofía religiosa que explica que el mundo es una creación de un dios, y esa muerte por ayuno está contra la voluntad de ese dios.
Esa práctica se originó en una antigua filosofía religiosa que no reconoce a ningún Dios Creador del universo.
Hay varios puntos de distinción entre el Sallekhana y el suicidio."

Así, no hay nada en común entre un suicidio y un Sallekhana, salvo una muerte voluntaria.

En el caso del suicidio, la muerte es causada por medios desagradables porque el daño se causa a su propio cuerpo, a los intereses, y a emociones de parientes y de amigos.


En el Sallekhana la muerte se abraza de una manera muy pacífica, y se mantiene la paz de la mente durante todo el período.

Es una condición esencial que el devoto tenga la convicción que el alma y el cuerpo son entidades separadas.
El voto es adoptado por una persona que tiene purificada su mente y su cuerpo por austeridades, arrepentimiento y perdón.
Se ha liberado de todas las pasiones y aflicciones, y ha dejado de tener cualquier apego hacia los amigos y los parientes.
El devoto que lo realiza saluda a la muerte con alegría y tranquilidad.