Jainworld
Jain World
Subcategorías del nivel mayor

 

EL ALMA Y EL CUERPO
KASHAYAS.
Los instintos.
Karmas (destructivos) de Ghati,
karmas de Aghati (no destructivos).
Asrav
SAMVAR
NIRJARA
  CHARITRA
  AHIMSA
 

El REZO

  RITUALES Y FESTIVALES
  PRATIKRAMAN
  Sallekhana
  ANEKANTVAD
  EL PROGRESO ESPIRITUAL
  Gunasthanaks
  ¿Qué le sucede después al alma ?.
  Peregrinajes y lugares sagrados
  YAKSHAS Y YAKSHINIES
  La antiguedad del Jainismo
  INTRODUCCIÓN AL TATTVARTH-SUTRAN
  INTRODUCCIÓN AL UTTARADHYANA SUTRA

 

 

 

 

 

YAKSHAS Y YAKSHINIES




Los Tirthankaras son homenajeados como seres supremos en los templos jainas, pero también muchas veces los jainas homenajean a muchas otros deidades, los Yaksas y Yaksinies.

Muchos se preguntan ¿ Quiénes son ellos? ¿Cómo se los homenajea ?
¿Cómo consiguieron tanta importancia?.
¿Deben estar allí?.

La respuesta a la primera pregunta es que aunque son reverenciados por mucha gente, no tienen el mismo valor que los Jinas, Arihantas, o Tirthankaras que conquistaron las pasiones internas.

Estas deidades (Yaksas y Yaksinis) están llenas de pasiones, y transitan los ciclos de nacimientos y muertes como los seres humanos.
También se los conoce como shashandevtas, las deidades guardianas.
Son seres divinos del grupo de Vyantar que tienen energías supernaturales, incluyendo la capacidad de cambiar sus formas y tamaños.


La respuesta a la segunda pregunta es que, según una cierta creencia, los jainas creen que estos Yaksas y Yaksinis fueron elegidos por Indra para ocuparse del bienestar de los Tirthankaras.
Por lo tanto, se encuentran siempre alrededor de los Jinas, y por lo tanto se refleja su presencia en los templos jainas.

Se encuentran en pares: yakshas ( seres masculinos ) y yakshinis (seres femeninos ).

Un Yaksa se encuentra generalmente en el lado derecho de la estatua de los Jinas, mientras que una yaksini se encuentra en el lado izquierdo.
En épocas antiguas mucha gente comenzó a reverenciarlos.
No todo Yaksa es benévolo, porque algunos pueden ser malévolos.
Algunos Yaksas homenajearon a Majavira y lo protegieron, pero otros le infligieron muchos sufrimientos.

El lugar residencial (bhavana) de los Yaksas también se conoce como chaitya o ayatana.

Pueden estar donde quieren, fuera de la ciudad, en un colina, en una montaña, en un árbol, en un estanque de agua, en la puerta de una ciudad, o en una ciudad, en una casa o en un palacio.

El famoso Yaksa, Angulimala, vivía en un árbol en el bosque, y cuando mejoró, tuvo un lugar en la puerta de una ciudad.

Los seres humanos son oportunistas, y puesto que los Jinas no recompensan, los yaksas y los yaksanis son tenidos en cuenta para obtener favores.
Por esto se les dio un lugar en los templos.

Por lo tanto, son muy populares, y muchos creyentes jainas los reverencian.
Les piden favores como abundancia, libertad, paz, salud, etc.


Los libros sagrados como el Sthanangasutra, Utradhyayansutra, Bhagwatisutra, Tattvarthsutra, Antagadasasaosutra, y Paumacariya tienen referencias frecuentes a los Yaksas.


Son mencionados como Shasandevatas en el Harivamsapurana (783 D.C.).
Entre todos los yakshas, los yakshas Manibhadra, Purnabadra, y la yakshini Bahuputrika son los más favorecidos.

Los yakshas Manibhadra y Purnabhadra se mencionan como jefes de semidioses. Manibhadra es del norte de la India y Purnabhadra es de la parte meridional. Bahuputrika ( que tuvo muchos hijos) es mencionada como una reina de Manibhadra. En el Harivamsapurana también describe la capacidad de yakshas y de yakshnins para pacificar la energía dañosa de rogas, de grahas, de raksasas, de bhutas y de pisachas.

Mucha gente también creyó que ella concedía favores a los que la homenajeaban, y debido a eso llegaron a ser más populares que los Jinas para algunas personas.
Ellos comenzaron a reverenciarlos para que los ayuden a satisfacer deseos materiales, que no podían ser satisfechos por los homenajes a los Jinas.
Debido a esto, entre el siglo X y el siglo XIII D.C. el yaksha Saarvanubhuti o Sarvahna y las yakshinis Cakreshvari, Ambika, Padmavati, y Jvalamalini llegaron a ser muy populares, y muchos de sus seguidores le dedicaron varios templos.

En los siglos VI y X D.C. los Yakshas Sarvahna o Sarvanubhuti, Dharanendra y las yakshinis Cakreshvari, Ambika, Padmavati fueron representadas ocasionalmente.

La lista de veinticuatro parejas de Yakshas y Yakshinis fue concluida alrededor del siglo
ocho o nueve D.C., según las pruebas arqueológicas descubiertas en Kahavali, Tiloyapannatti y en Pravacanasaroddhara.

Sus representaciones iconográficas se popularizan entre el siglo once y doce D.C. según lo mencionado en el Nirvankalika, el Trisastisalakapurusacaritra, el Pratisthasara-samgraha, Pratisthasaroddhara, el Pratisthatilaka y el Acaradinakara y otros textos.

Sin embargo, encontramos muchas diferencias entre las tradiciones Svetambaras y Digambaras en cuanto a los nombres y las características iconográficas de Yakshas y Yakshinis.
Los nombres y las características iconográficas de la mayoría de ellos son de influencia brahmánica, y de dioses y diosas budistas.

Los jainas parecen haber adoptado los nombres o las características iconográficas de ellos.

Los agamas originales no mencionan a las estatuas y templos de los Jinas.
Sin embargo, en los últimos 2.500 años muchos jainas hicieron construir millares de templos excelentes, y han instalado estatuas de los Tithankaras para que sean homenajeados.

Por lo tanto, la idea que los jainas adoran a los Jinas no es verdadera.
Lo cierto es que reverenciando a los Yakshas y Yakshinis, y pidiéndoles favores materiales, los jainas se distraen de su camino espiritual, y son atraídos por apegos materiales.

Por un momento podemos suponer que mucha gente se beneficia con estos homenajes, pero esto no sucede.
Por lo tanto, viven en mithyatva ( creencia no verdadera ).
Esto influye en el tema de las maduración los karmas.
Algunas veces, estos sasana-devatas pueden sustituir a los Jinas, y no ser considerados como complementarios a ellos, y por lo tanto cualquier persona que los homenajea como iguales a los Jinas se dirige en la dirección incorrecta.


Asadhara declaró que una persona con conocimiento espiritual verdadero nunca reverenciaría a los Yaksas incluso cuando estuviera atormentada por grandes calamidades.

Porque como los jainas creemos que nuestras calamidades son el producto de nuestros propios actos, debemos actuar con calma, sino obtendremos más calamidades.

En conclusión, el Jainismo nos dicen que es lo correcto y lo incorrecto, pero da a cada individuo la libertad de decidir a quiénes debemos homenajear y a quienes solamente debemos admirar.


Aclaración: Los Jainas Sthanakvasis y Terapanthis de la secta Svetambara y los Jainas Taranpanthis de la secta de los Digambaras no creen en los homenajes a los Jinas.

Artes y literatura jaina, del Dr. M.N.P. Tiwari, publicado por Bhartiya Jnanapith.

Algunos de los yakshas y de las yakshanis prominentes:

CHAKRESHWARE DEVI. Ella es la deidad acompañante del Señor Adinath (Rishabhadev). Otro nombre es Apratichakra.
El color de esta diosa es el dorado. Su vehículo es el águila. Ella tiene ocho brazos. En sus cuatro manos derechas sostiene el mudra, la flecha, la cuerda y la rueda de la bendición.
En sus cuatro manos restantes ella sostiene la rienda, el arco, el brazo protector de Indra y la rueda.

AMBIKA DEVI: Ella es la deidad dedicada al Señor Neminath, el vigésimo segundo Tirthankara.
También se la llama Ambai Amba y Amra Kushmandini.
Su color es el dorado, y el león es su vehículo. Ella tiene cuatro brazos. En sus dos manos derechas ella lleva un mango y en las otras una rama de árbol de mango.
En su una mano izquierda lleva una rienda, y en la otra tiene a sus dos hijos.

PADMAVATI DEVI: Ella es la deidad dedicada al Señor Parshvanath, el vigésimo tercer Tirthankara.
Su color es el dorado, y su vehículo es la serpiente con cabeza de gallo.
Tiene cuatro brazos, y sus dos manos derechas sostienen un loto y un rosario.
Las dos manos izquierdas sostienen una fruta y una rienda.


SARASWATI DEVI.

Saraswati, la diosa del conocimiento, se considera la fuente de todo aprendizaje.
Esta energía divina es la fuente de la luz espiritual, quita toda ignorancia y promueve el conocimiento.
Es respetada y homenajeada por muchos santos y personas mundanas.
Ella tiene cuatro brazos, uno que sostiene un libro, el otro un rosario, y dos manos que sostienen un instrumento musical llamado Veena. Su asiento es un loto, y el pavo real es su vehículo que representa la ecuanimidad y la prosperidad.
En algunos lugares se menciona que el cisne es su vehículo.

LAKSHMI DEVI.


Esta diosa representa la abundancia.
La gente la adora como la diosa de la abundancia, de la energía, del dinero etc.

En las dos manos superiores, ella sostiene un loto con un elefante, en la mano derecha más baja un rosario, y en la mano izquierda más baja un recipiente.

MANIBHADRA.

Es originalmente un yaksha venerado por las masas de la India desde tiempos muy antiguos, y su introducción entre los jainas es solamente una adaptación posterior.
Es representado por una imagen de yaksha con seis brazos con un elefante como su vehículo.


GHANTAKARNA VIRAN.

Esta deidad es reverenciada como protección contra las influencias maléficas y la energía negativa.
Su flecha indica su poder contra las fuerzas malvadas. El arco da un ímpetu poderoso a la flecha. Su símbolo es la campana que resuena para crear sonidos propicios en la aire.

Hay gente que no está enterada de sus atributos, y a veces por error la confunde con el Señor Majavira.
Sin embargo, no tiene nada que ver con el Señor Majävira.

NAKODA BHAIRAVA

Es una deidad que tutela a Bhairava.
Esta deidad se encuentra generalmente cerca de la entrada de los templos.
Mucha gente visita sus oratorios y le hace ofrendas para el cumplimiento de sus deseos materiales.
Es una fuerza positiva alrededor del templo.

BHOMIYAJI.

Tiene la forma de una montaña.
Es la energía natural positiva de la montaña Sametshikharji.
Esta energía inspira y dirige a los creyentes y viajeros.


(La información ha sido tomada del libro " Símbolos, ceremonias y prácticas jainas " de Pramodaben Chitrabhanu.)