Jainworld
Jain World
Subcategorías del nivel mayor

 

EL ALMA Y EL CUERPO
KASHAYAS.
Los instintos.
Karmas (destructivos) de Ghati,
karmas de Aghati (no destructivos).
Asrav
SAMVAR
NIRJARA
  CHARITRA
  AHIMSA
 

El REZO

  RITUALES Y FESTIVALES
  PRATIKRAMAN
  Sallekhana
  ANEKANTVAD
  EL PROGRESO ESPIRITUAL
  Gunasthanaks
  ¿Qué le sucede después al alma ?.
  Peregrinajes y lugares sagrados
  YAKSHAS Y YAKSHINIES
  La antiguedad del Jainismo
  INTRODUCCIÓN AL TATTVARTH-SUTRAN
  INTRODUCCIÓN AL UTTARADHYANA SUTRA

 

 

 

 

 

La antiguedad del Jainismo.



La historia antigua revela que hubo en esa época tres religiones importantes en la India. Fueron el Brahamanismo, el Budismo, y el Jainismo (Nirgranthas).
Las últimas investigaciones y excavaciones han demostrado que en Mohenjodaro y Harappa el Jainismo existía hace cinco mil años.
Los jainas consideran a su religión como eterna.


Cada vez se comprueba la tradición jaina que sostiene que su religión es muy antigua.
Tiene orígenes dravídicos pre-arios.
Esto se prueba por el descubrimiento de una serie de ciudades de piedra en el valle del Indo, fechadas en el tercer y quizás incluso en el cuarto milenio A.C.

Reclamos de eternidad.

Los seguidores de cada fe religiosa proclaman naturalmente la antigüedad de su religión, y los jainas no son una excepción.
Las tradiciones afirman que la existencia del Jainismo es eterna.

Veinticuatro Tirthankaras en cada medio ciclo revelan el Jainism repetidas veces en cada período cíclico del universo.

Los Jainas dividen el tiempo en dos ciclos iguales, a saber, Utsarpini y Avasarpini.
Durante el Utsarpini, hay un aumento gradual de la moral y el estado físico del universo, mientras que durante el Avasarpini, sucede lo contrario, es decir, se produce una disminución gradual del estado moral y físico del universo.

Cada uno de estos dos se subdivide en seis períodos, cada uno se extiende desde veintidós mil años a períodos de años.

En estos ciclos, diversos Tirthankaras (Jinas) predicaron el Jainismo, y practicaron sus principios eternos, y lograron la omnisciencia (Kevaljnan).

Las raíces pre-arias.

Casi todos los eruditos están de acuerdo que el Jainismo tiene raíces pre-arias en la historia cultural de la India.

Como el Dr. A. N. Upadhye comenta: "los orígenes del Jainismo se remontan a los tiempos prehistóricos.
Deben ser buscados en el valle fértil del Ganges, donde prosperaron en el pasado, diversos pueblos antes del advenimiento de los arios con su religión sacerdotal.
La religión jaina predica el esfuerzo individual en la práctica de un código moral, y las austeridades, como medios para lograr la liberación espiritual ".

Comenta José Campbell: " El Sankhya y el yoga representó una sofisticación psicológica de los principios preservados por el Jainismo. Ambos son teoría y práctica de una misma filosofía.".

Otros eruditos como el profesor Buhler, H. Jacobi, J.G.R. Forlong, el Dr. Hornell, Sukhalalji, el profesor Vidyalankara, Acharya Tulasi, el profesor G.C.Pandey y otros creen que el Jainismo es uno de los sistemas religiosos más antiguos que prevalecen en la India, surgido entre las razas no arias que pertenecieron a la civilización del valle del Indo.


En el libro budista Majjima Nikaya, Buda mismo nos dice sobre su vida ascética y sus principios, los cuáles están en conformidad con el código de conducta de los monjes jainas.

Él dice: " Estuve sin ropas. Comí mis alimentos de mis manos. No tomé ningún alimento que fuera preparado especialmente para mí.
No acepté ninguna invitación a una comida."

La Señora Rhys Davis ha observado que Buda encontró a sus dos maestros Alara y Uddaka en Vaisali, y comenzó su vida religiosa como jaina.

En el Samanna Phal Sutta de Dighanikaya, los cuatro votos del Señor Parshvanath (quién vivió 250 años antes de la liberación de Majavira) son mencionados.

Attakatha de Anguttara Nikaya hace referencia a Boppa Sakya, un residente de Kapilvastu que eran el tío de Buda, y practicaba la religión de los Niggranathas, es decir, los jainas.


El estudio crítico y comparativo ha traído a la luz varias palabras como Ashrava , Samvara etc., que fueron utilizadas por los jainas en su sentido original, pero que se mencionan en la literatura budista en sentido figurado.

En base a esto el Dr. Jacobi escribió que el Jainismo es mucho más antiguo que la religión de Buda, y por lo tanto es incorrecto imaginar al Jainismo como un vástago del budismo.

Algunos historiadores piensan que existió el Jainismo, sin ninguna duda, mucho antes que el budismo, pero es un credo que se rebeló contra los sacrificios del culto védico.

Otros investigadores demuestran que lo expresado anteriormente no tiene ningún fundamento.

Los libros sagrados respetables y confiables de los hindúes demuestran la naturaleza más antigua del pensamiento jaina.


El Rig Veda, el libro sagrado hindú más antiguo se refiere al Señor Rishabha como el fundador del Jainismo.

El nombre de Rishabha se considera la novena encarnación de Vishnu.
El nombre de Rishabha es mencionado antes que el de Vaman, de Krishna, y de Buda.

Por lo tanto, está absolutamente claro que Rishabha debe haber vivido mucho antes que la composición del Rig Veda.

El gran Dr. S. Radhakrishnan, erudito y ex presidente de la Unión India, especialista en Filosofías de la India había observado que: " la tradición jaina atribuye al origen del sistema a Rishabhadeva, el primer Tirthankara.
No hay duda que el Jainismo existía incluso antes de Vardhamana o de Parsvanath”.

El Yajur Veda menciona el nombre de tres Tirthankaras: Rishaba, Ajitnath y Arshtanemi.

El Bhagwat Puran afirma que Rishabhadeva fue el fundador del Jainismo." (vol. II, p. 286)

Las excavaciones hechas en Mohenjodaro y Harappa demuestran que el Jainismo existía hace cinco mil años, porque las deidades grabadas en los sellos se asemejan a la imagen de Rishabhadeba, descubierta en Mathura.


La sensación de paz que caracteriza a las figuras del valle del Indo es muy característica, y tienen un toro, que es el símbolo de Rishabha.

El poeta Jinasena en su Mahapurana menciona a Rishabha como Yogishwara.

Por lo tanto, el material excavado en el valle del Indo establece el hecho que el fundador del Jainismo perteneció al período pre-védico.

La estatua desnuda jaina del 320 A.C. en el museo de Patna, de Lohanipu, nos ayuda a apoyar esta idea.

El profesor A. Chakravarty, renombrado erudito jaina, también prueba la naturaleza más antigua del pensamiento jaina.
Cuando los invasores arios llegaron a la India, los drávidas, se les opusieron.

Los pensadores arios del Rig Veda se refieren a los drávidas como enemigos, y por lo tanto, los llaman con términos no elogiosos.
Les llamaron Dasyus.

El dios Indra es considerado matador de Dasyus.

Los llamaron también Ayajvan: que no hacen sacrificios, Akraman: sin ritos, Adevaya indiferentes a los dioses etc.

Los describen como de piel negra.

El otro nombre es el de Mridhravac, que significa de idioma ininteligible.

También los llaman Sisnadevas, porque homenajeaban la figura de un hombre desnudo.

Los eruditos orientales están de acuerdo que probablemente esas razas de Dasyus que se opusieron a los arios eran los Drávidas, que habitaban esa tierra, cuando los arios invadieron el país.

El estudio crítico de algunos himnos védicos como el Nadsiya Sukta demuestra que debe haber existido una corriente peculiar de pensamiento del período pre-védico, la cuál influyó en los Vedas.

El Dr. Mangaldev escribió: la " filosofía jaina pudo ser un rama del pensamiento pre-védico. Algunos términos jainas como Pudgal ( la materia ) apoya el punto antedicho."

Un vistazo sobre el pasado glorioso del Jainismo revela el hecho que las vidas de Rishabhadeba y de los otros veintitrés Tirthankaras que tuvieron éxito en sus vidas espirituales influyeron profundamente en la cultura del mundo entero.
Cuando Alejandro Magno invadió una parte de la India, encontró muchos santos jainas desnudos en Taxila, que los escritores griegos llamaron ` Gimnosophistas.
La palabra griega significa filósofo desnudo. Estos influyeron en un grupo místico de Israel, llamado los Esenios.

Los Gymnosophistas, que predicaban el mensaje de Ahimsa, la verdad central en el Jainismo, influyeron también en muchos sabios de Alejandría en Egipto.

Los documentos históricos demuestran que los pensamientos jainas tuvieron mucha influencia en los griegos.

Alejandro Magno llevó a su país a un santo jaina llamado Calanes.

Debe mencionarse que los Esenios de Israel eran ascetas que siguieron los principios de Ahimsa. Tuvieron una profunda influencia en Palestina.
San Juan el Bautista era maestro asceta del Esenismo.
Los principios de No Violencia del Esenismo de Juan tuvieron mucha influencia en Jesucristo, el fundador del Cristianismo.

Hacia el año seiscientos A. C. este grupo de la no-violencia progresaba más allá de Siria y de Palestina.

Las enseñanzas jainas también tuvieron mucha influencia en Pitágoras, un filósofo del período pre-Socrático, que vivió hacia el año 532 A. C. y era partidario de la no-violencia en la vida.


Durante este período vivió el Señor Majavira, el vigésimo cuarto Tirthankara, que algunas persona creen equivocadamente que fue el fundador del Jainismo.

Quizás las enseñanzas del Señor Majavira tuvieron influencia en personas de otros países fuera de la India.

En su libro, “ La magia de los números” , E. T. Bell (p. 87) cuenta que Pitágoras vió una vez a un ciudadano que le estaba pegando a su perro, y el piadoso filósofo le dijo, " Deja de pegarle a ese perro. En sus aullidos de dolor reconozco la voz de un amigo. Lo que haces es un pecado, y eres un amo brutal. En tu próxima vida en la rueda de nacimientos, él podría ser el amo y tu el perro. Él podría ser más piadoso contigo que lo que tu eres ahora con él.
Por lo tanto, solo él podría escapar de la rueda. de nacimientos.
En el nombre de Apolo, mi padre, deja de pegarle a este perro, o me veré obligado a decirte la diez maldiciones de los Teteractyas."
Esto revela el efecto del Jainismo.

El proceso de síntesis.

Con la aparición de la Era Upanishada (cerca del 800 A. C. y después) comenzó el proceso de síntesis de las culturas no arias con la cultura aria védica .
La interacción social, económica y política entre los colonos arios y los habitantes no arios más avanzados, los enriqueció mutuamente.
Comenzaron a interpretar los Vedas a la luz de este conocimiento.
La etapa de la historia india temprana, corresponde al período del 3500 A. C. al 1500 A. C. .
Se considera ese período como la civilización del valle del Indo de las razas no arias de la India.
Este período coincide con las civilizaciones sumerias y acadias de Medio Oriente, que prosperaron hacia el 2.300 A. C. ( fueron también civilizaciones de valles de ríos) y la civilización minoicas de Creta.
Así, esta civilización del valle del Indo se extendió por las partes norteñas y occidentales de la India hasta Saurastra en Gujerat.
La invasión de los arios ocurrió hacia el año 1500 A.C., es decir, hace tres mil quinientos años, coincidiendo prácticamente con la invasión helénica a Grecia.


Parecen haber traído algunas partes del Rig Veda y de otros Vedas entre el 1500 AC. al 800 A. C., un período de cerca de 700 años que se puede llamar Védico y la clase principal eran los Brahmanes ( Sacerdotes ).

Los Brahmanes ampliaron las reglas y los detalles para el empleo de los mantras, los himnos, y varios rituales de sacrificios.

Esta clase que era la única que podía realizar los rituales ganó demasiada importancia social, y por lo tanto, dominó virtualmente a sociedad.

Durante este período los arios ya habían vencido completamente a las razas no arias. Los no arios fueron absorbidos en su estructura social principalmente como Dasyus (clase trabajadora) y fueron tratados como ciudadanos de segunda clase.


Sin embargo, los arios tuvieron una enorme capacidad de absorber y de asimilar todas las nuevas cosas de la vida.
Ellos no solamente adoptaron muchas ideas del pensamiento cultural y filosófico de los no-arios, sino que también los enriquecieron con sus propios pensamientos originales.

Supieron que más allá de esta existencia mundana, así como después de esta vida, hay algo distinto.
Muchos de ellos se dieron cuenta que los sacrificios y ofrendas de seres vivos no eran la forma apropiada de homenajear a sus dioses.

Cuando conocieron las teorías de los no arios sobre las austeridades, la no-violencia, el karma, y el alma, advirtieron que eran importantes progresos espirituales.

Esto es absolutamente evidente cuando en el Upanishad Chhandogya, Risi Aruni explica a su hijo el secreto de la naturaleza verdadera del uno mismo, que había aprendido durante su larga educación de los Vedas (Ref. al diálogo entre Aruni y su hijo Svetaketu en el capítulo "Ontología de Atman" en este libro).
Nachiketa de Kathopanisad va a Yama para aprender la ciencia del Atman (alma) y le pregunta si cuándo un hombre muere, existe o no existe.


Por lo tanto, hubo una agitación intelectual ferviente en esa época.
Mucha gente comenzó a desafiar la utilidad de los rituales de sacrificios, y empezó a aplicar sus mentes a las enseñanzas de las tradiciones de Sramana de la India antigua.
Esta tendencia había comenzado mucho tiempo antes en el período de los Upanisadas, pero ganó ímpetu solamente durante ese período.

El vigésimo tercer Tirthankara jaina, Parsvanatha, fue una persona histórica que vivió en esta época, entre el 872 al 772 A. C., durante ese período de cambios en los Upanishadas.

Como su sucesor Majavira, Parsva también tenía una gran capacidad de organización.
Él organizó la orden de Sramanic y propuso el Chaturyama de la no-violencia de cuatro principios es decir verdad (Satya), no-hurtar (Asteya) y restricciones en las posesiones (Aparigraha).

Sus enseñanzas de Shramana tuvieron gran influencia en el pensamiento contemporáneo.

Majavira (527 A C.), predicó contra los rituales y sacrificios violentos de la cultura védica.
Majavira y Buda (563 A. C.) emprendieron una cruzada implacable contra los males sociales y culturales frecuentes en esa época.

Esta cruzada fue emprendida con tal vigor, que asimiló las ideas de Shramana del budismo con el Vedanta.
La cultura védica había sido eclipsada prácticamente en toda la India.

Por lo tanto, las ideas Sramanicas de la no-violencia, del karma, del alma se identificaron tanto con la cultura védica, que no hubo diferencias entre las actitudes de los jainas y de
os hindúes hacia los problemas de la vida individual o social.
Esas actitudes son tan idénticas por sus conductas morales tanto en los jainas como en los hindúes.

1. Prof. Zimmer: Myths and symbols in India Art and Civilization.
2. See: A Cultural History of India, Clarendon Press, Oxford, P. 100
3. Prof. Zimmer: Philosophies of India, Ed. Joseph Campbell, see editorial, p. 60
4. Prof. Buhler: Indian Sect of Jainism
5. Diwakar S. C., Glimpse of Jainism, Published by Shri Bharatvarshiya Digambar Jain Mahasabha
6. Mehta T. U., The Path of Arhat A religious Democracy, Published by Parsvanath Sodhapitha