Jainworld
Jain World
Subcategorías del nivel mayor

 

EL ALMA Y EL CUERPO
KASHAYAS.
Los instintos.
Karmas (destructivos) de Ghati,
karmas de Aghati (no destructivos).
Asrav
SAMVAR
NIRJARA
  CHARITRA
  AHIMSA
 

El REZO

  RITUALES Y FESTIVALES
  PRATIKRAMAN
  Sallekhana
  ANEKANTVAD
  EL PROGRESO ESPIRITUAL
  Gunasthanaks
  ¿Qué le sucede después al alma ?.
  Peregrinajes y lugares sagrados
  YAKSHAS Y YAKSHINIES
  La antiguedad del Jainismo
  INTRODUCCIÓN AL TATTVARTH-SUTRAN
  INTRODUCCIÓN AL UTTARADHYANA SUTRA

 

 

 

 

 

Nivel mayor

Los instintos

Los instintos desempeñan también un papel significativo en nuestra vida.  Afectan a nuestra conducta y a nuestro comportamiento.

Fueron analizados en la doctrina jaina desde el punto de vista filosófico. 

Una de las disciplinas modernas de la ciencia es la psicología, que estudia el  comportamiento humano y da mucha importancia a los instintos originales,  las  tendencias naturales,   los  modos de vivir, las emociones, y las sensaciones.  

Ella colabora con las explicaciones kármicas.

¿ Cuál es un instinto ?. Primero de todo, debemos entender el concepto de  instinto.  

Es una emoción,  que se llama un tendencia original en el lenguaje psicológico.  

Lo que hacemos está influenciado por ellos.  

Combinan lo conciente y lo subconsciente.

Las causas internas y externas activan las emociones. La causa material de ellas son los  karmas. El ambiente externo también afecta simultáneamente su producción. 

El Thanang Sutra, uno de los agamas, describe diez tipos de instintos.

 Los primeros ocho son instintos emocionales o sentimentales,  mientras que los otros se tratan de un tipo especial de proceso de pensamiento.

Son:

1.    apetito.

2.    miedo.

3.    copulación.

4.    posesión.

5.    cólera.

6.    orgullo.

7.    engaño.

8.    codicia.

9.    imitación.

10.  deseos mundanos. 

Los instintos influyen en nuestros  hábitos y naturaleza.

Por lo tanto, la clasificación arriba indicada se puede entender claramente a la luz de la filosofía de los karmas,  y de la ciencia psicológica.  

Los efectos de los karmas son el engaño,  la codicia, el orgullo, la repugnancia, la cólera, los apegos, la inclinación sexual etc.

La división es similar a la de Mac Dowell,  conocido psicólogo.  La enuncia en términos psicológicos, como tendencias:

tendencia de miedo,

tendencia de curiosidad, 

tendencia de apetito,

tendencia de disgusto,

tendencia al sexo,

tendencia o complejo de superioridad,

tendencia o complejo de inferioridad,

tendencia de posesión,

tendencia de la creatividad,

y tendencia al humor.

Ellos se pueden subdividir en tres categorías: 

1.    En el primer grupo: Instinto de apetito, de miedo, de copulación y de posesión.

 Éstos existen en cada criatura del mundo.

2.    El segundo grupo de instintos: Cólera, orgullo, engaño y codicia.

 Este grupo de instintos también existen en todos los seres vivos, pero en el  hombre se desarrollan y se expresan bien.

3.    El tercer grupo de instintos: 

Tendencia a la  imitación y deseos. Todos los seres vivos imitan a otros, y también tienen deseos.

 El primer grupo de instintos  activa a los otros instintos.  

Por ejemplo,  cuando una persona está hambrienta,  si no  satisface ese instinto, tiene una tendencia a enojarse. 

Para ganar dinero, mucha gente utiliza  métodos engañosos. Una vez que usted comienza teniendo codicia, esto puede convertirse en una  causa de violencia, de corrupción, etc.  

De esta manera, ellos están relacionados entre si.  

Origen de los instintos:

¿ Qué origina a los instintos?.

 A este respecto, analizamos causas internas y externas.  

Ejemplo.

Instinto del apetito: causa interna.

El vacío del estómago, viendo el alimento: causa externa. 

Otro ejemplo:

Deseo sexual: causa interna.

Consolidación de músculos y de órganos del cuerpo: causa externa.  

Los instintos están conectados no sólo con nuestras sensaciones,  sino también con el  funcionamiento físico y mental.  

Influyen en el funcionamiento interno del cuerpo.

También afectan estados y sensaciones mentales.

Podemos entenderlas como:

 Cambios externos:

 Expresiones faciales.

Gestos.  

Cambios internos:

Estados de las sensaciones de la mente.

Secreciones del sistema nervioso, etc.  

Se creyó  durante mucho tiempo que el cerebro era la fuente de la energía y el asiento de los impulsos del hombre. Con los progresos de la medicina, en especial de la endocrinología (rama de la ciencia médica que se ocupa del sistema de glándulas de secreción interna ), se comprobó que las pasiones  afectan el sistema endocrinológico.

El sistema endocrinológico es la base de la formación del hábito en una persona.

Los hábitos se manifiestan en el sistema nervioso,  que  se convierte en el regulador  del comportamiento. Así, el centro de producción de los instintos es el sistema endocrinológico. 

El control de las glándulas endocrinológicas a través de reguladores químicos se llama  hormonas.

Las hormonas regulan las funciones del cuerpo.  

Estos mensajeros químicos ejercen una influencia profunda en los estados mentales, las emociones y el comportamiento de un individuo. Son los motores primarios que generan  fuerzas de gran alcance, de todos los instintos, impulsos,  pasiones y  emociones en el hombre. 

Éstos, alternadamente, generan las sensaciones como el amor, el odio, el miedo etc. 

Por lo tanto,  el sistema endocrinológico es la base de los instintos, pero los karmas son realmente los responsables de la producción de instintos.  

¿Cómo pueden ser cambiados los instintos?.

 Ahora la  tarea más importante es determinar como pueden ser pacificados.

En este tema, podemos contestar que por la práctica regular de la meditación.

Hay varios métodos disponibles en este campo.

Uno de ellos consiste en  visualizar el color blanco de la frente. Si una persona practica esta meditación constantemente, él o ella puede controlar su cólera y aumentar su energía y tolerancia en gran medida. 

El otro proceso significativo de la meditación,  es el de la  respiración profunda, que ayuda a pacificar la intensidad de los instintos.  

Por lo tanto, la práctica regular de tales meditaciones desarrolla  una personalidad integrada y equilibrada, disminuyendo la intensidad de los karmas de los instintos. 

La pregunta es si el alma  tiene energía infinita, ¿ por qué tenemos apegos y somos  tan débiles ?.